miércoles, 17 de diciembre de 2014

La Paz ya es una de las 7 ciudades maravilla del mundo

Hace pocos días se nombró oficialmente a La Paz como una de las "siete ciudades maravilla del planeta" por la conocida fundación New 7 Wonders. La ciudad fue elegida de entre 1200 ciudades que compitieron virtualmente para recibir la mayor cantidad de votos en cada una de sus fases. 


La ciudad maravillosa tiene mucho que mostrar a sus visitantes y se adapta a todo tipo de turismo. En ella existen grandes obras arquitectónicas como la iglesia-museo de San Francisco, museos que muestran las culturas prehispánicas, la vida colonial de la ciudad, su folclore,  la época dorada de los ferrocarriles, etc. También se encuentran obras de ingeniería como los 3 teleféricos recientemente estrenados que muestran un panorama casi completo de la ciudad. 


Si lo que se busca es aventura existen los paquetes donde pueden escalarse coloridas montañas al sur de la ciudad o desde el techo del hotel Presidente en pleno centro de la ciudad, volar en parapente en Huajchilla, vivir la experiencia del snowboard en Quime (no en la ciudad propiamente), descender el camino de la muerte en bicicleta entre otros.


Además existen varias calles que conservan sus aires coloniales donde se venden artesanías, monedas antiguas, reliquias, pinturas y todo tipo de souvenirs como la calle de las Brujas, la calle Jaén (con su carroza fantasmagórica nocturna), la calle Sagárnaga y algunos otros paseos de la ciudad.

Calle de las brujas
Para completar todo recorrido es recomendable subir a los buses Puma Katari, en especial el de Inca Llojeta y Villa Salomé por las maravillosas postales que se observan desde las laderas oeste y este respectivamente.


En resumen, La Paz es una ciudad que tiene muchos atractivos turísticos para mostrar, definitivamente un lugar que debes visitar en tu paso por Bolivia.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Probamos la línea amarilla y verde de Mi Teleférico

Esta vez el recorrido comienza en la ciudad de El Alto, más específicamente en Ciudad Satélite, poco a poco vamos avanzando en la fila para comprar el pasaje a Bs. 3 (0.43 USD). Mucha gente espera para recorrer por primera vez toda la ciudad desde una cabina.

Una vez adentro el viaje comienza rápidamente y con una fuerte pendiente hasta la estación intermedia en la Av. Buenos Aires, a medida que descendemos la topografía va allanándose y comienzan a verse edificios y el complejo del club Bolívar a lo lejos. Surcando techos y calles llegamos a la estación de Sopocachi donde muchas personas suben para ir hasta la zona sur mediante la conexión con la línea verde.



El viaje continua mientras se ven los puentes trillizos a lo lejos y en nuestros píes la Av. Costanera y su típico serpenteo para cubrir las pendientes de la ciudad. En la estación Libertador cambiamos fácilmente de línea para dirigirnos en una de las 167 cabinas hasta Irpavi pagando nuevamente Bs. 3 (0.43 USD) salvo que usemos la tarjeta con lo que ahorraremos Bs. 1 por persona.


Esta vez el viaje es más tranquilo, ya no hay muchas mayores desniveles que vencer. El viaje nos lleva directamente a Alto Obrajes donde pueden verse la piscina olímpica de Alto Obrajes y esta pintoresca zona que aún se rehúsa a los altos edificios. Aquí se encuentra la primera subestación de la línea verde, el viaje continua por Alto Obrajes, por las ventanas puede verse todo Obrajes, Seguencoma, Bolognia y gran parte de Bella Vista. La siguiente parada es la estación de Obrajes donde existe un funicular para el acceso desde la calle 17. 



En este punto las cabinas nuevamente ascienden hasta llegar a San Alberto, una de las zonas más exclusivas de la ciudad con casas de amplios jardines, piscinas y eucaliptos. A medida que se avanza por San Alberto comienza a divisarse Calacoto e Irpavi mientras las cabinas comienzan su descenso final hasta la estacíón de Irpavi donde se observa el colegio militar del ejército y el ingreso a Irpavi.

viernes, 17 de octubre de 2014

El Alto toca el cielo con la llegada del primer bus SARIRI

El 15 de octubre la población alteña tuvo la alegría de conocer el prototipo del transporte metropolitano que colocará a la ciudad de El Alto como la tercer urbe en Bolivia en poseer un servio propio y muy particular como La Paz y Santa Cruz.


Los buses Sariri cuentan con tres puertas de acceso, un ascensor para personas con discapacidad, asientos tapizados y la posibilidad del uso de tarjetas personales y WiFi en su interior. Al igual que los Puma Katari que transportan cientos de pasajeros por día en La Paz, El Alto se prepara para hacer del viaje al trabajo o de las salidas de domingo todo un evento.




Los buses son azules para igualar al característico cielo alteño, en el exterior tiene diseños andinos en ambos laterales que evocan figuras de cóndores y otras tiwanakotas. En el interior cómodos asientos de fibra de carbono acolchados, espacios para personas discapacitadas y grandes ventanas para observar de cerca las peculiaridades de esta ciudad.



domingo, 21 de septiembre de 2014

Descuelgaté hasta el corazón mismo de La Paz

Ya van algunos meses desde la inauguración de la línea roja de Mi Teleférico y algunas menos con la línea amarilla. Mucho se habló al respecto sobre su seguridad, la rapidez, los precios económicos, las tarjetas recargables y las postales únicas que la ciudad ofrece a los pasajeros. Ahora toca mostrar un poco de lo que se dijo y se vio en todo este tiempo, así que comencemos.





La línea roja empieza en la ex estación de trenes, un lugar histórico de la ciudad tanto por celebraciones a la llegada de los trenes por primera vez a la ciudad y otros no tan buenos como la despedida de los nuevos soldados hacia el Chaco. Existe una parada intermedia detrás del cementerio donde puede verse los diferentes mercados que tiene La Paz en sus calles, los pasillos y monumentos en el cementerio general, los edificios del centro y los nevados que cuidan a la hoyada a toda hora.


Video del teleférico, sus alrededores y la ciudad de El Alto

A medida que la cabina se aleja de la estación se empiezan a ver los barrios de verdad (coloridas zonas con jardines con flores y mucho pasto, gradas que parecen no tener fin y canchas de fútbol esparcidas por todo el panorama) cada vez menos calles, pasando a caminos zigzagueantes hasta llegar a graderías y corredores que van de izquierda a derecha. Poco a poco se llegan a los taludes que soportan todo el altiplano en sus espaldas, lugares poco accesibles aunque con sus pequeñas historias como la del auto que se embarrancó desde el camino antiguo a El Alto y cayo con tal suerte que se quedo en uno de los huecos de este talud, salvándose todos los ocupantes. Es ahora que puede divisarse la autopista a los píes, la hoyada y sus centinelas al frente y la estación de El Alto acercándose rápidamente. Y así sólo se necesitaron 10 minutos para 

Recorrido ida y vuelta en la línea roja

Además de llevarse muchas fotos o el vídeo del recorrido, existen personas que venden recuerdos en las estaciones de La Paz y El Alto. También pueden comprarse tarjetas recargables "cero contacto" que tienen un carril de ingreso especial en todas las paradas a Bs. 30 (4.30 USD) con Bs. 15 (2.15 USD) de crédito, que además de permitir pagar el recorrido pueden ser el souvenir perfecto de esta experiencia; o un boleto para un solo viaje a Bs. 3 (0.43 USD).